Home   Consejos   Tumores mamarios

Tumores mamarios

En la perra, los tumores de mama son las neoplasias más frecuentes .El 50 % de los tumores en la perra son benignos e incluyen fibroadenomas, adenomas simples, etc. El otro 50 % son malignos e incluyen carcinomas sólidos, adenocarcinomas tubulares y acinares y papilares, carcinomas anaplásicos, sarcomas y carcinosarcomas, se describen como más frecuentes los adenocarcinomas.

La media de edad está situada alrededor a los 8 años. Los tumores de mama suelen observarse en todas las razas, sin excepción, tanto puras como en cruzas, animales jóvenes como adultas y gerontes, castradas y enteras.

Epidemiológicamente podemos afirmar que los tumores de mamas se observan con mayor incidencia, en hembras enteras adultas tanto caninas como felinas. .Se ha demostrado que son hormono-dependientes y la incidencia de tumores de mama en una perra castrada es mucho menor que en la perra entera. En la gata, los tumores de mama no son tan frecuentes como en la perra, pero el 80-90 % de ellos son malignos. La media de edad es similar a la de la perra, pero son mucho menos hormonodependientes.

Suelen observarse con mayor frecuencia en las mamas inguinales (posteriores), el examen clínico debe incluir la palpación de todos los pares de glándulas mamarias, pezones y ganglios regionales. Análisis de la secreción mamaria, en el caso que existiera.

Los signos clínicos son la aparición de nódulos mamarios simples o múltiples, que pueden aparecer en cualquier mama. En sus primeros estadios, los tumores benignos y malignos no se diferencian en nada. Un signo de malignidad es un rápido crecimiento y la ulceración. A veces puede haber una reacción inflamatoria importante que no nos deje palpar el nódulo mamario.

La frecuencia indicada del examen clínico es cada seis meses (debido a la hormonodependencia).

Los tumores de mama se pueden clasificar histológicamente o por su comportamiento biológico. Este último sistema es mejor para poder elaborar un pronóstico de la patología. Ateniéndonos a esta diferenciación hay cuatro estadios :

* Estadio 0: El tumor maligno está limitado a las estructuras mamarias. Nódulo «in situ».

* Estadio 1: El tumor se extiende por el estroma mamario sin afectación vascular ni linfática.

* Estadio 2: El tumor afecta al tejido vascular y/o metastatiza a los ganglios linfáticos regionales.

* Estadio 3: El tumor presenta metástasis evidentes en otros órganos.

El pronóstico depende, como es lógico, del estadio histológico, de la infiltración, del tamaño del tumor, de su grado de diferenciación, etc.. Los tumores en las perras tienen mejor pronóstico que en las gatas. En las gatas el factor tamaño del tumor es muy importante (no asi en la perra), ya que los estudios concluyen que el tamaño es inversamente proporcional al promedio de supervivencia.

Existen varios protocolos de tratamientos para los pacientes con tumores de mamas, se pueden emplear solos o combinados dependiendo de los factores antes citados.

* Cirugía (la extracción del cáncer en una operación)

* Radioterapia (el uso de dosis elevadas de rayos X para eliminar las células cancerosas) ]

* Quimioterapia (el uso de fármacos para eliminar las células cancerosas)

* Terapia hormonal (extirpación de órganos que producen hormonas, como los ovarios

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*